domingo, 22 de enero de 2017

Decreto dispone uso de papel reciclado en oficinas públicas

El Decreto Supremo 3013, aprobado el 7 de diciembre pasado, establece que todas las entidades públicas del nivel central de gobierno deben emplear papel reciclado en todas las actividades que requieran ese material. Dispone además que las gobernaciones y municipios promuevan y prioricen esa práctica.

Según la parte considerativa de la norma, “el papel y cartón constituyen hasta un 90 por ciento de los residuos generados en las oficinas del sector público, las cuales se constituyen en los principales demandantes de papel, por lo que es necesario adoptar una política responsable en el consumo y reciclaje en el sector público, a través de la producción de papel reciclado con precios accesibles y competitivos, evitando la deforestación de nuestros bosques, ahorrando energía, sustituyendo las importaciones y fortaleciendo la industria nacional”.

En ese sentido, el decreto tiene por objeto regular el uso del papel reciclado en las entidades públicas del país, las cuales, en el caso del nivel central del Estado, “deberán introducir el papel reciclado en todas las actividades que impliquen el uso de papel”, se lee en la norma.

En cuanto a las entidades territoriales autónomas, municipios y gobernaciones, se establece que, en el marco de sus competencias, podrán promover y priorizar el uso de papel reciclado.



CERTIFICACIÓN Además, ese papel debe contar con el certificado del Instituto Boliviano de Normalización y Calidad (IBNORCA), mediante el cual se garantice que el material adquirido es ecológico y libre de cloro.

Según el decreto, los sobres, carpetas, cajas, embalajes y otros papeles considerados especiales “deberán contener fibra reciclada en la medida de sus disponibilidad en el mercado nacional”. La norma exceptúa del uso de papel reciclado a las publicaciones o documentos que requieran otro tipo de papel.

Finalmente, el decreto contiene disposiciones relativas a buenas prácticas en el uso del papel en la administración pública. Señala que los servidores públicos “deben hacer buen uso del papel asignado para su trabajo” y que las diferentes dependencias del gobierno central “promoverán la reducción del uso de papel y su aprovechamiento máximo, así como el reciclaje de residuos de papel y cartón para su reincorporación al ciclo productivo”.



RESIDUOS De acuerdo con información del Ministerio de Medio Ambiente y Agua a diciembre de 2015, se calcula que en Bolivia se generan cada día alrededor de 5.170 toneladas de residuos, lo cual representa aproximadamente 1,9 millones de toneladas cada año. De esos desechos, el 55,2 por ciento son residuos orgánicos, el 22,1 por ciento son reciclables y el 22,7 por ciento son basura, es decir que no puede ser aprovechados.

Según ese despacho, aunque cerca del 80 por ciento del total de los residuos podría ser aprovechado mediante formas diferentes de tratamiento, generando beneficios para el medio ambiente y la economía del país, ello ocurre actualmente solo con el 4 por ciento.

En octubre de 2015, se promulgó en el país la Ley de Gestión Integral de Residuos, cuya reglamentación es coordinada entre el Ejecutivo y los gobiernos subnacionales.




No hay comentarios:

Publicar un comentario