jueves, 22 de septiembre de 2016

Ley de unión de personas del mismo sexo excluye la adopción

El Movimiento de Diversidades Sexuales y Genéricas de Bolivia y la organización Iguales Ante la Ley entregaron ayer el proyecto de ley Acuerdo de Vida en Familia al defensor del Pueblo, David Tezanos Pinto. La norma plantea la unión de personas del mismo sexo sin contemplar la adopción de niños.

"Estoy muy solo y necesito enamorarme de alguien”. Esa convicción que un día se develó para Víctor se tradujo, tiempo después, en la relación que empezó con Hans.

No fue sencillo cimentar ese amor, pero finalmente gracias a "una enorme conexión” lo logramos, relató Hans en su testimonio que está incluido en el libro Si tú me dices ven, lo dejo todo. Historias de amor de parejas del mismo sexo en Bolivia. La obra es de autoría del secretario nacional de Asuntos Políticos del colectivo Trans, Lesbianas, Gay y Bisexual (TLGB), David Aruquipa.

Hans y Víctor viven juntos desde hace años y tienen la necesidad de que su unión sea reconocida por el Estado para que se respete su derecho a la sucesión hereditaria y al seguro de salud, entre otras razones. "Ahora la lucha es ésa”, dice Víctor.

En la entrega del Acuerdo de Vida en Familia, ayer, los proyectistas solicitaron al Defensor del Pueblo que impulse la aprobación de la ley en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).

"No estamos pidiendo un matrimonio, porque la Iglesia Católica se ha encargado de que eso tenga candado. Estamos planteando que se reconozcan las familias entre el mismo sexo, como un derecho civil y ciudadano. Esto sale de la custodia moral y espiritual de las iglesias”, dijo Aruquipa.

El representante de capacitación y derechos ciudadanos del programa Iguales Ante la Ley, Martín Vidaurre, comentó que esta norma busca crear una tercera figura de familia en Bolivia, que se sumará al matrimonio y la unión libre o de hecho.

En esta norma "no está incluida la adopción, pero sí los derechos y obligaciones de las dos personas del mismo sexo: la herencia, seguridad social, la disolución del acuerdo de vida, el patrimonio y bienes gananciales”, explicó Vidaurre.

El proyecto de ley busca que la unión de las parejas del mismo sexo sea reconocida bajo los principios de igualdad, no discriminación, diversidad, integración social y protección a las familias. La propuesta de 81 artículos también establece impedimentos para la unión, como interdicción, parentesco consanguíneo, o el vínculo por tutela. Puede ser anulada si no fue registrada por un oficial del Registro Civil.

"Vamos a asumir el encargo social para encarar el desafío y agendar el tratamiento de la propuesta”, dijo Tezanos Pinto al recibir la norma. El proyecto de ley fue presentado en 2015 a la ALP, y en un mes será repuesto. "Vamos a pulir detalles en una mesa de trabajo”, dijo Vidaurre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario