jueves, 4 de febrero de 2016

Ley prevé nuevos hábitos alimenticios

Consumo más saludable de los productos

La Ley 775 de Promoción de Alimentación Saludable fue promulgada el 8 de enero pasado y la ministra de Salud, Ariana Campero Nava, informó que se reglamentará el uso de la publicidad de alimentos y bebidas no alcohólicas y el etiquetado de los productos para informar al consumidor sobre los niveles de sodio, grasas trans, grasas saturadas y azúcar.

Si bien el Ministerio de Salud parece sensibilizado por el incremento de casos de problemas crónicos como la diabetes, la insuficiencia renal o los problemas cardíacos, su intención de revertir este avance requiere aún mucho trabajo para lograr que la promulgación de una ley contribuya a cambiar comportamientos y patrones culturales enraizados en la cultura boliviana.

Países como Estados Unidos cuentan con este tipo de reglamentaciones desde hace mucho porque sus índices de obesidad son alarmantes y su población está expuesta a muchas afecciones que en poco tiempo reducirán sus expectativas de vida dramáticamente. Sin embargo, estos índices siguen en aumento y la realidad muestra que hace falta más que ordenanzas para que las personas logren estilos de vida más saludables.

Bolivia es reconocida por su exquisita culinaria y cada región del país tiene su sello propio en la elaboración de platillos y en su forma de consumirlos. Será difícil cambiar desde arriba la forma de prepararlos y consumirlos; habrá que educar a la población sobre lo bueno y no bueno de estas prácticas culturales y habrá que hacerlo desde la escuela para que cualquier reglamentación tenga futuro y no quede como una etiqueta más en los productos nacionales.

La promulgación de esta ley es un buen inicio pero su reglamentación debería estar coordinada con el Ministerio de Educación para que éste incluya en la currícula de la educación formal contenidos que eduquen desde los primeros cursos sobre una nutrición saludable y sobre la prevención de la obesidad, la presión arterial elevada y las consecuencias de la falta de actividad física y ejercicio.

Y, una vez reglamentada, su aplicación requerirá además del apoyo de instancias como el Viceministerio de Defensa de los Derechos del Usuario y del Consumidor para que controle lo que se expende en los colegios y promueva el consumo de alimentos saludables en los recreos. Por su parte, el Ministerio de Comunicación debería crear espacios regulares de difusión de mensajes para sensibilizar a la comunidad sobre un tema que interesa a todos: prevenir enfermedades.

Breves de la salud

Malos hábitos

Psicólogos de la Universidad de Bath, Inglaterra, sostienen que los acontecimientos importantes de nuestra vida, como la compra de una vivienda o el cambio de trabajo, tienen un papel clave en la eliminación de los malos hábitos, informa ´The Telegraph´.

Comida chatarra

El hábito del consumo de la comida denominada chatarra creció significativamente en las ciudades Latinoamericanas, según un informe reciente de una universidad en México.

No hay comentarios:

Publicar un comentario