miércoles, 24 de mayo de 2017

Proyecto de ley: No se podrá fumar en estadios, pubs y cajeros automáticos



Todos los espacios públicos y privados, como los estadios, centros de venta de alimentos, de bebidas alcohólicas, de diversión nocturno y hasta los cajeros automáticos y muchos otros estarán prohibidos para la práctica de fumar. Tampoco habrá "espacios para fumadores”, indica el proyecto de ley prevención y control a los productos de tabaco.

El artículo décimo de la propuesta de ley, presentada por el diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS) y presidente de la Comisión de Educación y Salud, Manuel Mamani, indica que "se prohíbe fumar o mantener un producto de tabaco encendido” en al menos 15 lugares (ver infografía) públicos y privados cerrados, como abiertos, así como a 100 metros a la redonda de establecimientos educativos y de salud.

"En los centros de diversión nocturna y de venta de bebidas alcohólicas nos referimos a discotecas, pubs, karaokes, entre otros”, explicó el proyectista tras asegurar que desde hoy socializa la propuesta en todo el país. Inicia en La Paz y luego recorrerá todas las regiones.

El parágrafo II, de esa propuesta de ley, indica que también "se prohíbe habilitar espacios para fumar en los espacios establecidos en el parágrafo precedente”. Es decir, comentó el proyectista, tampoco van a poder habilitar espacios para fumar, como se cuenta actualmente.

Mamani aseguró que la propuesta de ley es "más dura que la actual norma que se tiene en el país”, en razón a que Bolivia es el tercer país de Latinoamérica en el consumo de tabaco, después de Chile y Cuba, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Datos del Ministerio de Salud indican que actualmente el 25% de la población boliviana consume tabaco, que la prevalencia en la población joven alcanza al 18,7% y que la edad de inicio de consumo es a los 13 años.

El impulsor de la norma destaca que el objetivo es establecer medidas para reducir la demanda y oferta de productos de tabaco, previniendo el consumo y evitando la exposición al humo del cigarrillo ajeno, además de incentivar el abandono de ese hábito por sus consumidores.

"De lo contrario las muertes por enfermedades cardiovasculares y respiratorias seguirán aumentando”, remarcó. Un informe del Ministerio de Salud destaca que cada año fallecen cerca de 4.500 personas.

La norma también prohíbe que la comercialización de cigarros sea por unidad o al raleo, la venta a menores de 18 años, además, la comercialización también debe ser a 100 metros a la redonda de centros de salud y educación.

Los gobiernos nacionales, departamentales y municipales, según sus competencias, definirán infracciones en una reglamentación específica; las sanciones irán desde multas pecuniarias, decomisos hasta clausuras, de acuerdo a la gravedad. Lo recaudado servirá para proyectos en favor de personas que deseen dejar el consumo del tabaco. El Ministerio de Salud elaborará los protocolos de atención.

No hay comentarios:

Publicar un comentario