lunes, 18 de enero de 2016

La Ley de Transporte norma la inspección, pero no se aplica

La falta de reglamentación impide, por ejemplo, la creación de una empresa exclusiva para esta tarea. Mientras tanto, la Policía Nacional hace prevalecer el Código de Tránsito.

Han transcurrido cuatro años desde que entró en vigencia la Ley de Transporte 165, en la que se especifican nuevos parámetros para la inspección vehicular. Sin embargo, varios de los artículos de esta normativa no se cumplen a cabalidad.

Algunas de las disposiciones de la Ley 165 quedan en el papel, debido a la falta de una reglamentación, aseguró el analista legal de la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT), Germán Silva, al ser consultado por qué no se aplica la norma en toda su dimensión.

Al carecer de una reglamentación, la ATT no puede pedir que se cumpla lo escrito en la ley.

Una disposición transitoria indica que la reglamentación debió ser elaborada en un plazo de dos años tras la promulgación de la norma, pero hasta la fecha este vacío legal impide que haya un mejor control del trámite de inspección técnica vehicular.

El diputado Víctor Gutiérrez confirmó que la Ley 165 no se puede aplicar, mientras no se apruebe el reglamento. Dijo que le corresponde al Viceministerio de Transportes elaborar esta normativa para enviarla a la Asamblea Legislativa, pero hasta la fecha no lo hizo.

En siete de sus 309 artículos, la Ley 165 pone en duda que la Policía Nacional continúe a cargo de esta tarea.

El artículo 218 indica que el Sistema Nacional de Revisión Técnica Vehicular será administrado por una entidad de competencia nacional del nivel central del Estado, a ser creada exclusivamente para regular, reglamentar, supervisar y fiscalizar la operación del sistema en todo el país, velando por su desarrollo y buen uso.

Esta institución será responsable de la administración y la distribución de los recursos recaudados y de la planificación de la innovación tecnológica del sistema.

Actualmente, la dirección de Recaudaciones de la Policía Nacional está a cargo del trámite y de los recursos que se obtienen del mismo.

Según el director de Recaudaciones, coronel Ronaldo Montaño, el artículo 104 del Reglamento del Código de Tránsito respalda la administración de la inspección técnica vehicular a la Policía.

El objetivo de la Policía, al realizar la inspección técnica vehicular, es precautelar la seguridad de las personas y los motorizados que circulan por las calles y carreteras. En los últimos años, la institución policial intentó priorizar la contratación de mecánicos para esta tarea específica.

Sin embargo, el jefe policial destacó que ni siquiera un vehículo recién adquirido de una tienda puede ser 100 por ciento avalado para circular por las calles.

“Es por eso que las empresas que importan estos vehículos otorgan un tiempo de garantía, por si se presenta alguna falla. Si hay problemas técnicos o mecánicos los pueden devolver”.

MEDIO AMBIENTE Y EQUIPOS

Uno de los objetivos de esta inspección, según la Ley 165 es reducir la probabilidad de accidentes, por aspectos técnico-mecánicos, y disminuir al mínimo la contaminación ambiental, aspecto que actualmente no es tomado en cuenta en los puestos de inspección vehicular.

La ley también considera el equipamiento moderno de los talleres para hacer la revisión.

El artículo 222 señala que los centros de revisión técnica vehicular son establecimientos especializados y acreditados, los cuales deberán estar equipados con líneas de inspección para vehículos livianos, pesados y motocicletas, además de equipos computarizados para la inspección, de acuerdo con los estándares establecidos en normativa específica.

DESTINO DEL DINERO

En Cochabamba, la dirección de Recaudaciones de la Policía percibió hasta fines del mes de diciembre de 2015 2.466.330 bolivianos por la inspección de 82.211 vehículos.

El dinero recaudado ingresa a las arcas de la institución verde olivo a nivel nacional y allí se decide su destino que, por lo general, va para gastos de equipamiento y fortalecimiento.

INSPECCIÓN DE MOTOCICLETAS

Desde 2015, la Policía comenzó a cobrar multas, por infracción, a los motociclistas que no han llevado sus vehículos a la inspección técnica vehicular.

Algunos de los infractores quedaron sorprendidos al ser multados porque, según ellos, no sabían que debían realizar el trámite, por lo que desde este año se observa en las filas una mayor presencia de motociclistas.

Los conductores de estos motorizados deben cumplir los mismos requisitos que los propietarios de automóviles, es decir, presentar el Registro Único Automotor, carnet de identidad y la presentación de la motocicleta en buen estado, además de portar casco de seguridad.

La revisión de la parte técnica se realiza de la misma forma que para los automóviles.

Lo que opinan los choferes

Anselmo cÁceres

Creo que con las reservas que hacemos en internet, la inspección técnica vehicular ha mejorado un poco, pero la revisión es desigual para los privados y públicos.

Los que tienen sindicatos nunca llegan a los puntos y no sabemos de dónde conseguirán sus rosetas, por lo menos jamás he visto a un solo micro o trufi hacer una inspección.

Johnny DÍaz

Es una pena como hacen la inspección. Los que tenemos autos en buenas condiciones no confrontamos problemas porque todavía no se presentan fallas, pero hay otros motorizados que están cayéndose de viejos y no hay garantías para usarlos. Lo peor es que a los dueños de esos vehículos pareciera que les venden las rosetas. Uno no se explica cómo las tienen. Ahí debería implementarse un control más estricto.

Ariel Rivas

Es el primer año que estoy haciendo la inspección técnica vehicular para mi motocicleta.

El año pasado la Policía me cobró la multa directamente y tuve que pagar 70 bolivianos, 30 de la boleta y 40 de la infracción. Lastimosamente no sabía que tenía que llevar mi motorizado y ahora no quiero que me vuelva a caer la infracción, así que prefiero hacer todo legalmente.

Federico gonzales

Viajo a Chile y necesito contar con la roseta, por eso traje mi tráiler a inspeccionarlo.

Es el segundo año que lo tengo en mi poder y está en buenas condiciones. En Chile no nos dejan tener ni un rasguño en el vidrio, por ejemplo, caso contrario nos sancionan. Mi miedo es más por Chile, porque en Bolivia el control no es a detalle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario