viernes, 11 de septiembre de 2015

Nueva ley beneficiará a enfermos con hemofilia

La revolución de la salud, en la cual pone énfasis el Gobierno del presidente Evo Morales, sigue dando pasos importantes con la aprobación de un proyecto de ley que establece la dotación gratuita de medicamentos antihemofílicos para pacientes que no cuentan con el seguro de salud.
La norma, que contiene cinco artículos y una disposición final única, fue tratada la mañana de ayer en el hemiciclo de la Cámara Baja, donde luego de su aprobación se determinó enviarla a la Cámara de Senadores para que sea revisada.
Una vez que el trámite siga el curso correspondiente en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) y sea promulgada por el Órgano Ejecutivo, la ley se sumará al Decreto Supremo 1870, promulgado el 23 de enero de 2014, mediante el cual el Programa Nacional de Salud Renal realiza trasplantes gratuitos a nivel nacional.
La ministra de Salud, Ariana Campero, detalló al pleno camaral las características del mal. “La hemofilia es una enfermedad que impide que la sangre coagule adecuadamente, lo que determina que las personas que la padecen sangran más de lo normal”, dijo.
El proceso
En ese marco la autoridad explicó que cuando una persona sangra, el organismo activa varias proteínas de la sangre denominadas factores de coagulación que refuerzan el coágulo y detienen el sangrado.
El cuerpo humano tiene 12 factores de coagulación que colaboran en este proceso. En consecuencia, lo que provoca la hemofilia es la falta o escasez de los factores de coagulación VIII (8) o IX (9). Las personas con hemofilia solo carecen de un factor de coagulación, pero nunca de ambos a la vez.
“Entre todas las enfermedades raras, la hemofilia es una de las más frecuentes; a nivel mundial, unas 400 mil personas sufren de este mal. En Bolivia se calcula que hay 200 pacientes, se trata en su mayoría de niños que en un gran porcentaje no reciben tratamiento, por lo que la mortalidad anual alcanza al 60 por ciento”, dijo Campero.
Los recursos
La autoridad estatal informó que para ese fin un monto de 2.902.000 bolivianos serán destinados anualmente para la compra de los medicamentos que disminuirán la cantidad de hemorragias mensuales, con el fin de mejorar la calidad de vida del menor y de su entorno familiar.
La norma establece que las gobernaciones serán las encargadas de adquirir y dotar gratuitamente los medicamentos antihemofílicos; realizar la vigilancia y el control de su dotación y remitir información al Ministerio de Salud sobre los fármacos otorgados y el número de pacientes beneficiados con el programa.
Por otro lado, la futura ley también establece que el Ministerio de Salud supervisará la dotación de medicamentos y establecerá los mecanismos para el registro y carnetización de pacientes con hemofilia.
De esa manera, a la construcción de 46 nuevos hospitales, el trasplante gratuito de riñón, y el subsidio prenatal, entre otros, se sumará una nueva política.
Alegría por la ley
Álex Mallcu Lupe, miembro de la Sociedad Boliviana de Hemofilia, expresó a Cambio su alegría por la aprobación de la ley.
“Esta es una gran noticia para toda la comunidad hemofílica de todo el país, porque esto abre las puertas para que el Gobierno preste atención a un enfermedad como la hemofilia que no es muy conocida en nuestro país”, dijo.
Mallcu puso de manifiesto que la aprobación de la ley, implica que será de gran beneficio para realizar los tratamientos.
“No hay muchos hemofílicos que llegan a la vida adulta, la mayoría son varones y mueren muy jóvenes, es decir a los 14, 15 o 16 años”, dijo el representante.
Agregó que los que llegan a adultos, lo hacen con muchas deficiencias, como las artropatías, deformaciones de la rodilla, pierden su movilidad y prácticamente no pueden tener ningún tipo de tratamiento, porque no puede coagular la sangre. “Por eso acaban sufriendo trastornos y discapacidades, a lo que se suma lo caro de los medicamentos”, dijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario